EJERCICIO FÍSICO EN MEDIO ACUÁTICO

 

     El ejercicio acuático es ideal para personas con dolor en el sistema músculo-esquelético y en articulaciones,  mejorando también el sistema respiratorio y circulatorio.

      Con esta actividad se consigue una mejora tanto en flexibilidad, como en elasticidad y resistencia muscular.

     La terapia se desarrolla como un programa de actividad acuática adaptada a las necesidades terapéuticas individuales de cada socio.

Calentamiento, estiramientos y movilidad articular es la estructura fundamental de cada sesión.

 

EJERCICIO FÍSICO EN SECO: PILATES TERAPÉUTICO

 

 

             El pilates puede considerarse como un método no invasivo complementario a las demás terápias, la ventaja de esta técnica a diferencia de otras actividades físicas, es su bajo impacto, y además se puede personalizar adaptando el ejercicio a los síntomas específicos del dolor. Pilates mejora la percepción y la funcionalidad a través del trabajo de flexibilidad, fuerza, el tono muscular, el uso funcional de las articulaciones y la conciencia corporal, lo cual beneficiará al cliente en su actividad diaria, tales como agacharse, levantar objetos, sentarse, levantarse y muchos otros.

 

           Además de estos beneficios, teniendo en cuenta que el pilates mejora la circulación de todo el cuerpo, aumenta también la absorción del calcio y se disminuye el dolor por vicios posturales, podemos decir que previene la osteoporosis, el dolor de espalda y la fibromialgia. El fortalecimiento de los músculos evita, además, fracturas si ya hay disminución de masa ósea.

 

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Asociación de Fibromialgia de Extremadura AFIBROEX